Destino Sudamérica

PN Torres del Paine: Un mundo Perfecto

Naturaleza sublime prestigia este destino chileno. Glaciares, ríos, lagos, montañas y rica fauna autóctona son su esencia.

PN Torres del Paine: Un mundo Perfecto

Por Esteban Eliaszevich

Situado en la provincia de Última Esperanza, XII Región de Chile, se enclava 112 km al Norte de Puerto Natales; punto de partida hacia el Parque y otros atractivos de la región.

El PN Torres del Paine, creado el 13 de mayo de 1959 y declarado Reserva de la Biosfera por UNESCO, vecino a nuestro PN Los Glaciares, agrada por sus cordones montañosos (destacan las Torres del Paine y los Cuernos del Paine), valles (sobresale Del Francés), ríos (Serrano, Paine), lagos (Grey, Pehoé, Nordenskjöld y Sarmiento) y glaciares (Grey, Pingo, Tyndall y Geikie).

Reconecta con la tierra en cada uno de sus rincones.

 

En un rincón austral

El Sur de la Patagonia chilena atesora uno de los escenarios más hermosos del planeta: el PN Torres del Paine, un sitio que provee íntimo contacto con naturaleza prístina.

Puerto Natales -ciudad fundada en 1911, con muy buena infraestructura hotelera, gastronómica y centros de esparcimiento, como casino y bares- situada a orillas del golfo Almirante Montt, permite llegar hasta allí en medio de paisajes soñados.

Trasladarse por vía fluvial, navegando entre fiordos, canales, ríos, glaciares y cerros escondidos, proporciona el primer gran espectáculo.

La embarcación de Turismo 21 de Mayo zarpa a las 7:00 de Puerto Natales; atraviesa entre cerros corpulentos el canal Señoret; luego el fiordo Eberhard; más tarde el fiordo Última Esperanza, todos lugares conmovedores; hasta llegar al Glaciar y Monte Balmaceda (2035 msnm). Allí, un alto para observar el retroceso del glaciar y el contraste de su tono celestial con el azufre de la montaña, refleja un claro exponente del calentamiento global. Veinticinco años atrás se internaba en el mar.

La nave retoma luego rumbo Norte hacia Puerto Toro, vecino al glaciar Serrano, para almorzar en la Hostería Monte Balmaceda, hacer transbordo y visitar el Glaciar, al que se llega caminando por un bosque nativo o bien en un Zodiac que navega casi hasta su pared. Ambas opciones son válidas.

En la zona también puede practicase tirolesa, donde se queda suspendido con el fondo de los témpanos y el glaciar. Muy bueno.

Como sea, el helero impacta. Por su porte, por los cerros que lo estrechan y por los enormes témpanos, producto de su derrumbe, esparcidos en la laguna a su pies. Otro sitio de emocionante belleza.

El último tramo, de Puerto Toro al PN Torres del Paine, remonta el río Serrano que corre raudo entre infinidad de curvas, pasa intrépidos saltos, y desnuda bosques y el Campo de Hielo Patagónico Sur, hasta situar frente a la vista el excelso macizo del Paine, donde relucen los cincelados cuernos de su formación.

Con esta postal inolvidable de fondo se desemboca en Portería Serrano, donde se abona el acceso al Paine (unos 32 U$D).

Hasta aquí el preludio de una porción de territorio austral fascinante que, al explorarse en detalle, agiganta la gracia de la Creación.

 

Entre montañas galantes

El PN Torres del Paine resguarda unas 242.242 ha y cuenta con 3 porterías, una sede administrativa, siete guarderías, hoteles de lujo, hosterías, campings y refugios de montaña.

El Hotel Río Serrano, con infraestructura y servicios de gran calidad, gastronomía de primer nivel y vistas excelsas del Macizo del Paine, es el sitio perfecto para alojarse durante la estadía.

Bien instalados, llega la hora de regocijarse con todo lo que el PN tributa.

Rutas para vehículos y senderos para caminatas, con trayectos que van de 3hs a 10 días, convocan a recrearse en cada rincón de este lugar de excepción.

Si se lo va a caminar, el renombrado trekking de la W, que dura siete días y abarca 57 km, resulta indispensable. Permite conocer las principales atracciones, oxigena y propone superarse a cada paso.

En auto, el territorio puede recorrerse en diversas etapas. Por esta vía, el ingreso por la sección Laguna Amarga, en el Noreste, siempre teniendo en cuenta que el clima varía y las 4 estaciones se desatan en minutos, deja ver guanacos, flamencos, ñandúes y algún cóndor, además de las elocuentes Torres del Paine. De tono salmón, granate, escarlata, plata y menta, sus tres paredes frontales y delgadas, de cimas afiladas, Norte (2600 msnm), Central (2800) y Sur (2850), parecen cortar al cielo.

Acodadas junto al Monte Almte. Nieto (2600 msnm), pegado a la torre Sur, y al Cerro Nido del Cóndor (2243 msnm), vecino a la torre Norte, transmiten un poderío único.

Sus mejores vistas se recogen al amanecer, cuando los pastos lucen tonos vivos y las torres empalidecen en rosa. Una postal maravillosa.

Mediante un trekking de 4 hs, saliendo de la Hostería Las Torres, se puede llegar a la base de las Torres del Paine, donde se manifiestan el ventisquero homónimo y la laguna que lo secunda. Cara a cara, impresiona y alecciona.

Vecino a las Torres también pueden verse Lago Sarmiento, sitio de pesca de truchas, y la cascada del río Paine, de impresionante energía.

Cada sitio consume un par de horas, como mínimo, ya sea por el traslado o simplemente por contemplar, disfrutar y respirar un aire tan puro.

La próxima etapa en otro sector del macizo, con variados puntos de interés, confirma por qué el PN Torres del Paine es un paraíso terrenal.

 

El alma se enriquece

Vistas las Torres, resta conocer diversos ámbitos repletos de esplendor.

Uno de ellos, que realza la rica geografía, está en torno a los protuberantes Cuernos del Paine -Principal (2600 msnm), Este (2200 msnm) y Norte (2400 msnm)- que destacan en perspectiva. Las astas se desprenden del macizo como un enorme tronco de árbol talado, y son intensos a la vista por sus tonos lavanda, plata, naranja y pistacho, en contraste con la cima ennegrecida. A sus pies, el hipnótico Lago Nordenskjöld, de tono zafiro, lo complementa a la perfección.

Desde el mirador del lago, donde astutos zorros grises pasean despreocupados, los Cuernos del Paine y el lago lucen como una genuina obra de arte. Otra más.

A pasos de allí yace Salto Grande, una caída de agua que da lugar al Lago Pehoé, de imponente color calipso. Siguiendo el curso del lago se llega al camping Pehoé, sitio idóneo para llenar la panza en el restaurante y extasiar la vista con el extenso espejo lacustre y los Cuernos del Paine.

Con el estómago satisfecho es hora de ir hacia el Oeste, donde el Lago y el Glaciar Grey aguardan con panoramas de ficción.

Partiendo de Guardería Lago Grey, un sendero conduce por un exquisito bosque autóctono hacia una extensa playa desértica, recubierta de canto rodado.

En su costa yacen descomunales témpanos, inmóviles ante las agitadas y profundas aguas grises del Lago Grey, mientras de fondo, el glaciar se abre entre los cerros a las aguas.

En dicho marco surrealista la playa se estira a una península, donde hay un mirador.

Desde allí sobresalen el armónico Paine Grande, cuya cumbre trepa a 3050 msnm, las pasionales flores del notro, un cementerio de témpanos y el agitado Lago Grey; todo coronado por la avalancha celestial del glaciar. Memorable.

Este recorrido, que también puede hacerse en auto, 4x4 o trekkeando, evidencia parte de la belleza y magia que resguarda esta reveladora fuente de emociones.

Privilegiando lo bonito ante lo práctico, lo clásico ante lo moderno y la tranquilidad ante el estrés, el PN Torres del Paine, un rincón austral entre montañas galantes, deja huella en el alma vinculando a un mundo perfecto.

Vivenciarlo y experimentar con la verdad, es el mejor regalo que se trae el visitante. Para todo la vida.

 

 

Guía de viajes Puerto Natales y Torres del Paine

 

Cuándo ir: Octubre a Marzo

Cómo llegar: Aéreo a Punta Arenas, vía Santiago (Latam). Aéreo a El Calafate (Aerolíneas) y bus a Puerto Natales (4 hs).

Dónde alojarse: Puerto Natales; Casa de la Patagonia (www.casadelapatagonia.com). Torres del Paine; Hotel Río Serrano (www.rioserrano.com), Lodge Cerro Guido (www.lodgecerroguido.cl).

Dónde comer: Puerto Natales; Restaurante Bahía Mansa (www.restaurantbahiamansa.com)

Torres del Paine; Restaurante Calafay (Hotel Río Serrano). Camping Pehoé (www.campingpehoe.com)

Traslados, alojamientos y excursiones:

Patagonia Planet (www.patagoniaplanet.com)

Excursiones glaciares: Turismo 21 de mayo (www.turismo21demayo.com)

Galería de fotos