Américo Vattuone: el caudillo baleado que no pudo ser intendente

Fue uno de los pioneros del peronismo local. En 1950 sufrió un atentado en el HCD. Ganó en 1962 pero fue proscripto. Falleció en la víspera de las elecciones de 1983.

Américo Vattuone: el caudillo baleado que no pudo ser intendente

AMÉRICO VATTUONE. Un dirigente de los orígenes del peronismo.

Fue uno de los primeros pilarenses que abrazó al peronismo y una influencia decisiva para que Luis Lagomarsino dejara las filas de la UCR y se cruzara de vereda. Lo balearon en un atentado ocurrido en el Concejo Deliberante. Ganó la intendencia con claridad, pero no pudo asumir debido a la proscripción.
La vida de Américo Argentino Vattuone fue intensa y se apagó justo cuando los argentinos se preparaban para volver a votar: falleció en la noche del 29 de octubre de 1983, hecho del que se cumplieron 35 años esta semana.

Atentado
A pesar de haber nacido en Capital Federal, Vattuone realizó su carrera política en Pilar, donde participó además de numerosas entidades, como los Bomberos Voluntarios y el Club de Leones de Fátima, del que fue presidente. En 1945 abrazó al justicialismo para nunca más dejarlo, ocupando varios cargos en el Ejecutivo local.
Cinco años después estuvo al borde de la muerte: en 1950 fue baleado en el Salón de Sesiones del Concejo Deliberante. Años atrás, Delma –una de sus hijas- recordó a El Diario que “el disparo lo efectuó un concejal de Escobar –en ese momento parte del Partido de Pilar-, el doctor Travi, quien se disponía a dispararle por la espalda a Ismael Ferrarotti. Mi padre lo vio y trató de impedirlo, pero Travi le dijo ‘para vos también hay’, le apoyó el revólver en el estómago y tiró”.
Mafalda Alberini y Jorge López le salvaron la vida llevándolo al hospital de Haedo, donde convaleció durante alrededor de un año. Tiempo después, en su lecho de muerte, el agresor mandó a buscar a Vattuone para que lo perdonara: “Mi padre le dijo a sus emisarios: Díganle que muera en paz, porque lo perdono. Pero no puedo ir a verlo por mis hijas, que han sufrido tanto”. Jamás lo denunció.

Proscripción
En 1962 se presentó en las elecciones apoyado por todos los gremios de la zona. Participó en la lista 17 de la Unión Popular. Algunos de los otros candidatos eran Urbano Arotce (UCR), René Guida (Partido Conservador) y Ariel Pérez (Socialismo, pero apoyó la lista justicialista).
El 18 de marzo, la lista se impuso con el 51% de los votos. Sin embargo, Vattuone nunca pudo asumir su mandato, a pesar de que el peronismo hizo una muy buena elección: en la provincia de Buenos Aires triunfó el sindicalista textil Andrés Framini, así como también se impuso en Río Negro, Chaco, Tucumán y Santiago del Estero.
La presión de las Fuerzas Armadas hizo que el presidente Arturo Frondizi interviniera dichas provincias, siendo anulados los resultados de las elecciones en los municipios en los cuales se habían impuesto candidatos del peronismo.
Incluso llegó a jurar, pero horas más tarde se le impidió comenzar a desempeñar sus funciones.

Recordado
Américo Vattuone murió en la noche del 29 de octubre de 1983, horas antes de que los argentinos salieran a las calles para votar nuevamente. Un día después de su muerte, otro símbolo justicialista, Luis Lagomarsino, arrasaba en las urnas, como él lo había hecho dos décadas antes.
Una calle del centro de Pilar lleva su nombre, así como el Salón de Sesiones del HCD. En 2009 el por entonces intendente Humberto Zúccaro colocó su imagen en la galería fotográfica de los intendentes de Partido (retratos que fueron descolgados en la actual gestión). En ese entonces, su hija Delma destacó que “luchó siempre con responsabilidad por levantar la bandera del justicialismo en Pilar”. l


51% 
de los votos obtuvo en Pilar la lista de Unión Popular (peronismo) en 1962.


El dato
El Salón de Sesiones del HCD y una calle de Pilar lleva su nombre, y en 2009 se colocó su retrato en el Salón V Centenario del Municipio.
 

Comentarios Libres
  1. grafico
    Nombre | 05/11/2018 | 12:06
    Responder (0)
    Pos. (0) Neg. (0)
    #1
    grafico
  2. En nombre de su hija Delma Vattuone y sus hijas, agradecemos al Diario de Pilar por el recordatorio. Es un orgullo para nosotras que a 35 años de su fallecimiento aún se lo recuerde como un hombre de bien que hizo mucho por su pueblo.